El olor de las ciudades

narizotaEl primer recuerdo que tengo de mi llegada a España es el olor, no sabría como describirlo pero cada ciudad tiene un olor particular como lo tiene cada casa y cada persona. Desgraciada, o afortunadamente no todos tenemos el olfato tan desarrollado como Grenouille (el ahora famoso protagonista de “El Perfume” de Patrick Süskind) y a la mayoría de las personas la descripción de los olores se nos dificulta bastante, quizá sea porque los olores están unidos como ninguna otra experiencia sensorial a los sentimientos, por eso es que son más instintivos y más animales y por lo tanto indescriptibles.

De cualquier forma si tuviera que decir a qué huele Madrid, diría que al primer golpe de nariz huele a un café como el de aquél proverbio turco, “negro como el infierno y fuerte como la muerte”, eso a primera hora de la mañana, porque luego a medio día se combina con el olor de la cebolla, el puerro y el ajo, todo marinado a un calorcito de 40 grados en verano, por la noche el olor serena y se refresca con tomates (que no jitomates). El agua por su parte también tiene un sabor distinto, pero como a todo hay que acostumbrarse, pues mi novio español dice que es el agua de México la que huele raro.

El otro día leía en un diario local que los asiáticos opinan que los occidentales olemos muy mal, lo mismo dicen los blancos de los negros y los negros de los blancos, también lo decimos los americanos de los europeos y seguramente lo dicen los europeos de los americanos, así que me puse a pensar que quizá esto de los olores sea una cuestión realmente animal que nos permite reconocer a nuestra manada en estas junglas de asfalto, igual que nos permite reconocer nuestro territorio. Así que los invito a que la próxima vez que vayan en el metro, camión /autobús o cualquiera que sea su medio de transporte antes de juzgar los olores los disfruten un poco como disfrutarían un arcoíris, porque oler también es una forma de conocer, y ¡Del olfato nace el amor!

atocha

Estación de Atocha, Madrid

puerta_alcala

Mirala, mirala, mirala la Puerta de Alcalá

2 comments

  1. […] de hoy: a qu sabe Madrid? Ya que Lili me est regaando porque ella escribi hace poco uno sobre el olor de las ciudades. Bueno pues centrmonos en la comida antes de que me acusen de plagio . A m me sabe a comidas del […]

  2. Darren dice:

    It sounds good, I love the simplicity. Your posts are easy as a pie and really attractive at the same time.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *