Jaque Mate

Ahora que disfruto del horario español reducido nos quedan las largas y calurosas tardes para hacer un poco de todo, ayer nos dimos a la tarea de sacar nuestra creciente colección de juegos de mesa y jugar.

intelect

Con esto tuve oportunidad de confirmar una vez más mi teoría más que confirmada de que “para todo lo que sea de perder o ganar, yo siempre pierdo”, y no estoy exagerando… siempre pierdo. No es solo que sea una pésima deportista, que lo soy, sino que eso se hace extensivo a los juegos de mesa, de azhar, carreras con limones, ponle la cola al burro, juego de las sillas, rifas, tómbolas, anexos y connexos. Por ello me he puesto a reflexionar seriamente al respecto y he pensado que tal vez es cierto eso de que ganar es cuestión de actitud, quizá no tengo la actitud de un ganador. Un ejemplo muy claro de esto es que cuando jugamos al scrable (aquí llamado intelect) yo siempre intento hacer palabras interesantes e increibles como ignominia, paradoja o forúnculo y a veces logro hacer palabras interesantes y largas como estrepitoso, o palabras bellas como gardenia, pero me dan solo 12 puntos y luego resulta que viene alguien y pone “pedo” pero bien acomodado en una casilla con premio y Zaz se lleva 34 puntos.

ajedrez

No es justo!!! En el ajedrez lo que me pasa es que me preocupo demasiado por la vida de los peones y me olvido del objetivo del juego, y así podría seguir con todos los juegos existentes y los que están aún por inventarse. El problema de fondo está en que la idea de ganar tiene que estar por encima de las demás ideas y no al revés, esa es la mentalidad de un ganador y para las personas que nos vemos atraídas por otro tipo de cosas seductoras como la estética o la gramática eso, señoras y señores, es un desastre.

Solo me queda esperar que el refrán sea cierto porque tengo muy claro que mi infortunio en el juego es crónico y definitivo.

One comment

  1. mama dice:

    Tu papá tu hermano toño y yo, hemos pasado un rato placentero y muy agradable leyendo tu blog especialmente con este post. Nos hemos reido de buena gana con tus ocurrencias y la forma graciosa de decirlas. Continua tus decires, mirares y sentires, me encanta que lo hagas.
    Claro que se puede completar el refrán: desafortunada en el juego… Afortunada en el amor. Te amamos

    PD: eso lo escribio mi mama, yo no escribo tan formal jaj pero tambien me gusto mucho tu post lili. Atte: toño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *