Después de atole

Después de atole como diría mi abuela, o después de un largo mes y cuatro días de ausencia (justificada porque se me cayó el servidor) hoy por fin vuelvo a escribir mi blog. Es una laśtima que los haya dejado aquí tirados, tanto tiempo sin noticias, o tal vez lo que debería decir es que es una lástima que me haya quedado sin mis lectores virtuales, que por ser virtuales son una esperanza, ya que no estoy muy segura si me leen o si solo entran a mi página por la foto del pastel de chocolate, la copian y salen corriendo para pegarla en su tarea de nutrición. Pero la esperanza sigue allí, y mi ego seguirá subiendo de vez en vez a este escenario con lucesitas para hablar desde aquí a las multitudes anónimas de la red.
Mejor, así, ordeno un poco mis palabras porque de otra forma las ando dejando tiradas por la calle o apachurradas en los cuadernos de pasta gruesa.

RESUMIENDO: Que ya pueden leerme de nuevo… y lo que es mejor, ya puedo escribirme de nuevo.

2 comments

  1. Javier dice:

    Ayyyy Lilianita, estás hecha toda una pardilla bloguera, y es que si hay un post que se repite en todos los blogs es el de cuanto tiempo llevo sin escribir y ahora voy a hacerlo de verdad, jejeje. Es cómo la promesa de año nuevo, y a ver si me das ejemplo y escrito algo en el mio. 😀

  2. Zahira dice:

    Q bueno q estas de regreso, ya extrañaba a la mandarina. Hoy no estuviste en clase y no pude firmarte pq no tenía la libreta con tu firma. Ando con una nueva así q please me firmas esta libreta nueva para tener el ejemplo!!
    A ver si next week nos reunimos para el trabajo final!!
    BIENVENIDA!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *