La casa del árbol

Yo nunca tuve una casa del árbol, entre otras cosas porque tampoco tuvimos nunca una casa propia con un enorme jardín donde construirla, en realidad el tema no me agobió mucho en aquél momento, pero ahora que lo veo en retrospectiva hubiera sido bueno tener una, en especial, digo yo, porque según dicta la filmografía hollywoodense la casa del árbol es requisito indispensable para tener grandes aventuras cuando eres pequeño, así que si lo pienso un poco más me viene un trauma retardado por no haberla tenido. Peeeero, nunca es demasiado tarde para cumplir los sueños y la empresa alemana baumraum nos ofrece (por lo menos en Alemania) la posibilidad de tener esa casita que nunca tuvimos, pero aumentada y mejorada. Realmente me encantó la idea de verme allí en ese espacio que siempre tendrá un encanto especial. ¿Se imaginan todas las posibilidades que ofrece este original habitáculo? Un estudio, un salón de lectura o simplemente un colchón de pared a pared para hacer lo que se les ocurra jejejejee, menos brincar en él porque creo que darían con el techo. En fin, les dejo unas fotitos para que disfruten la vista y echen a volar su imaginación.

casapeque5 casapeque4 casapeque1

casapeque3 casitapeque2

PD. Perdonen si estoy escribiendo como en revista de decoración, creo que me encuentro seriamente influenciada por mi trabajo actual.

One comment

  1. Zahira dice:

    Yo 100pre soñé con una casita de árbol, jaja tuve una casa club en una montaña con unos amigos cuando éramos chiquitos!!jeje pero mi casa preferida era la de Punky Bruster!! jaja la recuerdas??:)

    Espero estés bien, q susto girl!! Nos vemos 2morrow en casa de Beto??
    MUACKS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *