Las mascotas y la salud mental

Tener una mascota es muy sano para la salud mental, pero asegúrese de que usted es sano también para el pobre animalito que elegirá por acompañante. Por ejemplo yo, estuve buscando y buscando, y después de un conejo con paro cardiaco, una lagartija calcinada, dos hámsteres muertos en batalla, un perico australiano que salió volando y un ratoncito que murió de aburrimiento dando vueltas en su rueda… ¡Por fin!!! encontré mi mascota ideal, esta pequeña tortuga necesita 5 minutos de atención cada tercer día y un puño de camarones cada vez que pasas a un lado de su isla flotante, y aunque aún no cumplo mi cometido de alimentarla lo suficiente como para que alcance el tamaño galápago, por lo pronto disfruto de su sutil y delicada presencia, amo la forma en que se para encima de sus piedritas de cuarzo y simplemente lleva con orgullo una vida filosófica y contemplativa.

Pavana por una tutuga muerta

¿One tá tu-tutuga? Me preguntó mi sobrinito André que tiene 2 añitos…. Snifff snifff, pasó lo que tenía que pasar, 8 meses después mi querida tutugita se unió a todos sus predecesores y me dejó una palmerita de plástico y un pomito de gotas para los ojos sniffff, que triste.

casiopea01

Casiopea (08 Dic. 2005 – 12 Ago.2006) fenecida por ceguera inexplicable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.